Creamos hamburguesas gourmet ¡y no solo de ternera!

Seguro que si alguien nos describe la última hamburguesa que le ha encantado nos lo imaginamos mordiendo una carne roja, tierna y sabrosa, con una lámina de queso fundiéndose encima, una rodaja de tomate y todo bien metidito entre pan y pan.

Como en Carnicería Recio somos expertos en hamburguesas y nos dedicamos al negocio de la carne desde hace más de 50 años podemos contarte dos cosas:

– Que las buenas hamburguesas no necesitan meterse entre pan y pan. Sobre todo nuestras hamburguesas rellenas que llevan en su interior más alimento, sabores y texturas que una hamburguesa común.

– Que las hamburguesas gourmet no tienen porqué ser de ternera. ¿Sorprendidos?

Ahora os lo explicamos: lo más importante para que una burger sea deliciosa no es solo el tipo de carne. Es su calidad.

Carnicería Recio

De nada sirve anunciar que una hamburguesa está solo hecha de carne de ternera si esa carne es lo que se puede llamar “de desecho”. Es decir que no es fresca. O no está bien curada.

La carne para una hamburguesa, sea del tipo que sea, tiene que ser de buena calidad.

Te lo decimos nosotros, ¡que sabemos de carnes un rato! Pero no es solo cosa nuestra: Alain Guiard, creador de las hamburgueserías gourmet Santa Burg, nos viene a decir que no es un plato de aprovechamiento, sino que puede ser una auténtica delicatesen. Pero para eso es fundamental no hacerla con carne de segunda: “Hemos de elegir buena carne, cuanto más noble sea mejor, y sobre todo que sea fresca”.

En carnicería Recio subscribimos esta opinión y lo aplicamos a todas nuestras hamburguesas. Así entre las Recius incluimos otras carnes que no son de ternera. Y de primera calidad.

Hamburguesas rellenas Recius que no son de ternera

Porque en la variedad está el gusto hemos creado hamburguesas rellenas de ternasco y pollo. Seguro que ya las conoces pero te las recordamos:

– Recius Acacia: porque el pollo nos encanta. La Acacia tiene muslo de pollo certificado deshuesado junto con el solomillo de pechuga. Como forma parte de nuestras

hamburguesas rellenas, el corazón de esta burguer se funde en queso gouda. Cremoso, suave, que da entidad y elegancia a la carne de pollo. ¡Es la hamburguesa de los peques que no comen carne!

– Recius Prandium Chorizo, seguro que sabes que prandium significa almuerzo. Esta hamburguesa rellena es perfecta para un almuerzo, una cena o una reunión de amigos en la que quieras sorprender. Y no solo de chorizo casero estamos hablando, lo envuelve y arropa deliciosa carne de ternasco de Aragón, ¡la mezcla es sorprendente!

– Prandium Longaniza, como somos carniceros artesanos también nosotros elaboramos otros productos como el chorizo o la longaniza. Y es que la longaniza es algo muy nuestro, quién la prueba, ¡repite! Y eso ocurre con nuestra burguer rellena. A la longaniza casera le arropa la carne de ternasco de Aragón, que le da a la mezcla final suavidad, melosidad y textura.

– Implossion de pollo: esta hamburguesa encanta a los que les gusta la carne y no quieren renunciar a toque fresco de ensalada a su lado. Porque la Implossion tiene tres tipos brotes: radicchio, escarola rizada y canónigo. Además de tomate y cebolla natural, pepinillo y que no falte una loncha de cremoso cheddar.

“Recomendación de chef para estas hamburguesas Recius que no son de ternera: Más es mejor”.

Más tiempo haciéndose en la parrilla, en la sartén o donde te guste preparar tus Recius. La carne de ternera puede quedar roja en su interior pero te recomendamos que la de ternasco y pollo esté hecha por entero.

Te lo contamos con más detalle a continuación.

Las 3 normas para hacer una buena Recius: cariño, cariño y cariño

Nosotros decimos que para que te salga una Recius sublime y fastuosa hay que darle cariño.

Porque aunque son recias y sólidas como ninguna, como aragonesas que son, se derriten y dan lo mejor sí se les trata con un poquito de amor:

Primera norma: sácalas del frío para que vayan quedando a temperatura ambiente, se van atemperando y es más fácil que queden bien hechas en su interior.

Segunda norma: No hace falta que las manipules, del envase en que te lo enviamos a la plancha, sin aplastarlas con una espátula o paleta ¡no son las cangre burguers de Bob Esponja!

Bob Esponja Recius Burger
Bob Esponja

 

Tercera norma: no las pinches ni les claves una estanca en su corazón. ¡No son hamburguesas vampiro! Aunque tengamos Halloween tan cerca… Deja que el calor funda su grasa natural sin pincharla, para que no se evapore y así quedará jugosa en su interior.

Así que ya sabes, trátalas con cariño mientras se hacen y te lo devolverán con creces en el paladar.

Si aún no conoces nuestras burgers rellenas, tienes donde elegir, ¿por cuál empiezas?

Deja un comentario

Menú
×

Carrito

Compra 60,00 más y obtén los portes gratis