Como hacer hamburguesas caseras diferentes

Como hacer hamburguesas caseras diferentes


Preparar una buena hamburguesa casera es más sencillo de lo que imaginamos. A veces nos aventuramos a cocinar un solomillo Wellington o una merluza rellena, con todo el esfuerzo que supone, y nos olvidamos de platos tan apetitosos y resultones como unas buenas hamburguesas caseras.

Como expertos en hamburguesas gourmet y profesionales de preparados de carne, te contamos en este post nuestras ideas y recomendaciones.


La hamburguesa casera admite innumerables variaciones, podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación al prepararlas. Como ocurre con la pasta. Seguro que recordáis que cuando éramos pequeños solo tomábamos un tipo de pasta: macarrones. Y solo con un tipo de salsa: chorizo y salsa de tomate. Hoy en día nos tomamos la pasta con pesto, carbonara o frutti de mare, por ejemplo. Y esas salsas para la pasta las hacemos en casa, nos resulta fácil. Lo mismo ocurre con las hamburguesas caseras. Tenemos un montón de tipos de hamburguesa que podemos preparar.

Pero empecemos por el principio.

Hamburguesas en tu carniceria

El principio: tu carnicería



Si no eres un adicto recalcitrante a la carne de ternera y admites alguna otra carne para mezclar, te informamos sobre el tipo y las proporciones para que una hamburguesa casera se quede bien jugosa. La carne de ternera puede ser aguja, rabillo de cadera, falda o morcillo, y será unas dos terceras partes del total. Se puede añadir una tercera parte de cerdo, por ejemplo, de papada o panceta, si queremos darle un punto de melosidad.
Para los amantes otras carnes ya sabéis que tenemos en nuestra tienda Recius hamburguesas de carne de pollo y ternasco.


Si compras la carne tú, puedes pedirle a tu carnicero que te sugiera qué carne o elígela tú mismo y pídele que pase la carne por la picadora. Ten en cuenta que cuanto más fina se pique más fácilmente se quedará seca.

La preparación de las hamburguesas caseras


Ya tienes la carne, ahora que hay que darle forma.
Es muy sencillo, tu carnicero mismo puede hacerlo, prensándola. La ventaja de darle tú la forma en casa es que puedes elegir también el grosor de cada hamburguesa. Igual a vuestros hijos le gustan bien finas y tus amigos, sin embargo, disfrutan como locos con una gruesa hamburguesa, que quede bien rosada en su centro cuando la hacéis a la barbacoa.


Puedes darle forma con discos de emplatar o timbales. O mejor aún, lo que seguro que no te falla son esos instrumentos multiusos llamados manos, te quedarán perfectas.


Si decides hacerlo en casa y tienes niños como ayudantes de cocina, ponlos a prueba para que te ayuden. Siempre con las manos bien limpias y un buen delantal, pídeles que metan las manos en el cuenco donde tienes la carne picada.
Al principio puede que se sientan raros sumergiendo las manos en carne cruda, pero es una forma que se acostumbren a sentir la materia prima, y pierdan el miedo a manipular alimentos sin preparar. No queremos que nuestros hijos crean que las hamburguesas salen de las terneras tal cual, ¿verdad?

Hamburguesas caseras

Cenas temáticas con hamburguesas caseras


Otra ventaja de hacer hamburguesas caseras es que puedes aderezar la carne y darle otro sabor, de forma que tus hamburguesas nunca sean iguales.

Echa un ojo a los ingredientes que utilizamos en Recius para nuestras hamburguesas rellenas porque te van a dar muchas ideas.

Depende de como decidáis preparar la hamburguesa puedes incluso preparar cenas temáticas. Una forma de variar las comidas y las cenas con creatividad y llevar mejor el confinamiento.

Nos vamos a la playa: hamburguesa mediterránea



Ya hemos hablado muchas veces de nuestra idea de hamburguesa gourmet mediterránea . Para darle ese toque tan nuestro podemos añadir tomate seco bien picadito, ahora los encuentras en cualquier supermercado y son muy baratos, con una cucharada bastará. Puedes hidratarlo un rato antes para que esté más suave.


Añades un manojo de hojas de albaca fresca, fundes una lámina de queso, nos vale havarti o provolone o el que te guste y tengas a mano, y como remate un poco de cebolla confitada y un chorrito de vinagre de Módena. Fresca y clásica a la vez.


Nos vamos a la Gran Manzana: Hamburguesa americana

Vamos a hacer algo extravagante: mezcla la carne con una cucharadita de salsa Perrins. ¿La conoces? Tiene un sabor muy especial y en la nevera te puede durar meses. Añade además una cucharada de cebolla frita crujiente. La venden ya hecha, pero en casa te puede quedar riquísima. Pon además la clásica base de rodajas de tomate, lechuga y que no falte el pepinillo en lonchas. Luego una loncha de queso cheddar sobre la hamburguesa, remata con aros de cebolla y añade mostaza al gusto.


Hamburguesas caseras

Nos vamos a oriente: Hamburguesa asiática

Esta es la opción más exótica, ponle a la ternera picada una cucharadita de sésamo, y medio diente de ajo picado, puedes sustituirlo por sal de ajo. Ya sabéis que con el ajo siempre prudencia, para que no anule al resto de sabores.


Añadimos una cucharadita de salsa de pescado incluso chile si te sientes valiente. Bajo la hamburguesa te recomendamos pepino fresco, cortado en rodajas muy finas, y encima mayonesa. Vamos a cambiar un poco los ingredientes clásicos para darle ese toque exótico: mézclala con un poco de zumo de lima, cacahuetes picados y cilantro o perejil al gusto.

Ha bastado creatividad y eso sí, tiempo, para crear unas hamburguesas caseras diferentes.

Anímate a contarnos tu receta casera, puedes dejar aquí tu comentario o en redes sociales, ¡estamos deseando escucharte!

Hamburguesas caseras

Fotos Unsplash

Menú
×

Carrito

Compra 60,00 más y obtén los portes gratis